lunes, 15 de octubre de 2012

Entrevista a Daniel Kim fundador de Lit Motors


Conducir una motocicleta cuando las condiciones meteorológicas son propicias es un placer, pero conducir bajo un aguacero o en condiciones que favorezcan la accidentalidad, no lo es. Conducir un coche es más seguro y más cómodo, pero el tráfico y el aparcamiento puede ser molesto. 

¿Qué ocurriría si nos deshacemos de los inconvenientes de ambos? 

Pues que tendríamos entre manos un modelo como el C-1, una motocicleta eléctrica que parece directamente salida de la película "Tron". Se trata de un modelo revolucionario, de ahí que ya lo hayamos traído a estas páginas en más de una ocasión. Para su protección, el motorista esta encapsulado en un chasis metálico, y controla el vehículo con un volante de para la dirección y pedales como si de un coche se tratara. Dos grandes giroscopios bajo el piso están diseñadas para evitar que vuelque, incluso cuando otro vehículo lo enviste. La velocidad máxima del C-1 es de 120 kilómetros por hora, y puede recorrer 200 kilómetros con cada carga. 

Una pequeña empresa

Una pequeña empresa llamada Lit Motors, está desarrollando el C-1 en un taller de tres plantas. La idea del C-1 surgió cuando Daniel Kim (director general de la compañía)  tenía 33 años de edad y estaba conduciendo un pequeño automóvil deportivo que funcionaba con biodiesel. Entonces tuvo un accidente y el chasis de 220 kg casi lo aplastó. La experiencia le hizo pensar acerca de reducir la masa del vehículo. 

"La mayoría de la gente conduce solo", dijo Kim en una entrevista. "¿Por qué no cortar el coche por la mitad? Yo estaba sobre una bicicleta en ese momento y pensé, ¿Por qué no podemos tener la eficacia de una motocicleta, pero todas las comodidades de un coche? " 

Totalmente vehículos eléctricos han sido durante mucho tiempo un sueño entre los ambientalistas y técnicos, pero las empresas han encontrado que es difícil conseguir vehículos asequibles y prácticos para el mercado de masas. Uno de los nombres más importantes en este campo es el Tesla, que indica que incluso los caros coches deportivos están teniendo problemas de fabricación en aumento. 

Pero en Lit Motors, que tiene sólo 10 personas en plantilla, creen que pueden lograr los beneficios de un vehículo eléctrico, incluso para los que no son ricos. Kim dice que su motocicleta permitirá ahorrar dinero, será segura y fácil de construir. 



El culpable principal en el alto precio de los vehículos eléctricos es la batería, dijo Dan Sperling, profesor de Ingeniería Civil y Ciencias del Medio Ambiente en la Universidad de California, Davis y director del Instituto de Estudios del Transporte. A diferencia de los chips informáticos y de almacenamiento digital, que han mejorado rápidamente, a la par que bajaban de precio, la tecnología de baterías ha avanzado lentamente, dijo, por lo que las baterías para los vehículos eléctricos siguen siendo voluminosas y caras. 

El otro desafío, el Dr. Sperling dijo, es que la mayoría de la gente no está dispuesta a aceptar los vehículos eléctricos todavía. Los consumidores podrían recelar acerca de la fiabilidad y el mantenimiento de una compra tan cara - algo que no ocurre con el nuevo software defectuoso, por ejemplo, su coste es menor por lo que reemplazarlo no supone el hundimiento de una compañía o de la economía familiar, según el caso-. 

Por otra parte está el tema de la seguridad. "No es como cuando usted compra un iPhone y lo tiras cuando ya está viejo", dijo Sperling. "A diferencia de un iPhone o un sistema Windows, un vehículo no puede fallar - tiene que cumplir con una alta fiabilidad en todo momento." 

Sr. Kim, quien se retiró de Reed College y la Universidad de California, Berkeley y más tarde estudió diseño industrial en la Escuela de Diseño de Rhode Island, tiene planes para superar estos obstáculos. La moto es más ligera que un coche por lo que sus baterías pueden ser más pequeñas y baratas. Y para mejorar la fiabilidad, el sistema está equipado con más componentes de lo que realmente necesita, dijo. 

El secreto del C-1 son los giroscopios que le permiten balancearse, similar al utilizado en la scooter Segway. Sólo un giroscopio es necesario para mantener el equilibrio, pero siempre hay dos en funcionamiento, cada giroscopio tiene chips informáticos redundantes, controladores y sensores, así que si hay un fallo el otro toma el control. 

La moto se compone de 2.200 piezas, o una décima parte del número de un coche medio, lo que facilita su producción en masa, dijo el Sr. Kim, que planea comenzar a fabricar la motocicleta en los Estados Unidos. 

Hay dos principales mercados objetivo para el vehículo, dijo Ryan James, director de marketing: motoristas entre 45 y 60 años de edad que están preocupados por la seguridad, pero no quieren renunciar a su vehículo de dos ruedas y moteros más jóvenes que viven en las zonas urbanas o suburbanas donde la conducción de un coche puede ser una molestia o simplemente inútil.

Sin embargo, como todo pequeña empresa que lucha por salir adelante, el Sr. Kim se enfrenta a algunos obstáculos difíciles. Hasta el momento se ha recaudado 720.000 dólares de los primeros inversores y otros $ 80.000 de familiares y amigos. Además tendrá que hacer que la gente compre un vehículo que no han tenido la oportunidad de conducir o incluso ver en la vida real - y gastar al principio una cantidad importante de dinero en él. Cada moto tendrá un costo de $ 24.000 (18.500€) para la primera producción de 1.000 unidades en el año 2014, según el Sr. Kim, y se espera bajar el precio a los $ 14.000 (10.800 €) hacia el 2016, situándola en el rango de una motocicleta Ducati o un automóvil de pequeño tamaño.

1 comentario:

JAVO 01 dijo...

BUEN DIA me parece que en realidad es la solución a los problemas de transporte, me gustaría tener mejor información y porque no...poder acceder a una solución de estas; soy de Bogotá-Colombia.