viernes, 13 de diciembre de 2013

Laia Sanz dispuesta a revalidar su victoria en el Dakar 2014


Laia Sanz, competitiva y realista a un tiempo, se ha fijado como objetivo para esta edición quedar entre los 25 primeros puestos de la general, lo que le permitiría optar a revalidar su victoria en la categoría femenina.

Tras un año intenso en el que la pluricampeona ha seguido agrandando el mito, con su 13º título del mundial de trial, el segundo de enduro y 3 medallas de oro en los X Games. Las victorias de Laia no parecen tener fin, ahora afronta el Dakar con una de las motos más competitivas de la carrera, la Honda CRF450 Rally.

Laia recuerda su experiencia en el Dakar 2013, cuando una avería la hundió en la clasificación general. Solo su arrojo y pilotaje le permitieron remontar más de 100 puestos, desde el 125º hasta el puesto 25 con el que cruzo la línea de meta.


Aunque no fue culpa mía, la experiencia del año pasado resultó muy dura y sirvió para conocer el auténtico Dakar. También es positivo vivir ese otro lado de la carrera y, a pesar del resultado final, puedo decir que fue mi mejor Dakar.

Nunca antes había tenido una moto tan competitiva en el Dakar. Es cierto que el piloto hace mucho, pero es básico contar con una buena moto. Me siento afortunada por afrontar este raid con una máquina así y con el apoyo de KH-7, sin el que nada de esto sería posible. Espero sacar el máximo rendimiento y devolver al equipo la confianza que ha depositado en mí.

En los primeros días del último Dakar fui mejor de lo que esperaba, lo que me sirvió para coger confianza y demostrarme a mí misma que soy capaz de hacer un buen papel. Esta vez el objetivo es, sobre todo, acabar, tarea que no será nada fácil. Más que hacer un buen resultado puntual en una etapa, lo que me importa es la general y me marco el reto de luchar con los hombres para clasificarme al final entre los 25 o 30 primeros.

“La organización ha preparado etapas más largas y duras que otras ediciones. Durante cinco jornadas nos separarán completamente de los coches, por lo que sospecho que a las motos nos harán pasar por sitios muy técnicos y complicados. Seguro que será un Dakar muy selectivo, que me obligará a estar muy atenta y concentrada desde el primer día.


No hay comentarios: